El Dr Edgardo Di Salvo, veterinario y socio fundador de ALUISA, habló del trabajo de la organización que impulsa proyectos de legislación en materia de derecho animal.

El Medico Veterinario, Edgardo Di Salvo, miembro de la Asociación Lucha por la Integridad Social y el Derecho Animal (ALUISA), estuvo en contacto con LV12 hablando sobre el cuidado de los animales y el trabajo que realizan desde la ONG.

El doctor hizo referencia al impacto que generó la cuarentena en la vida de los animales, tanto domésticos como silvestres, y sobre estos últimos indicó que «se encuentran con mayor libertad para desplazarse ante la falta de acoso humano», considerando también que «algunas prácticas de caza se encuentran prohibidas en este momento, por lo que se pudo ver algunos animales recorriendo el egido urbano».

En cuanto a la fauna urbana (perros y gatos), como consecuencia del aislamiento por la pandemia, los profesionales observaron que «se dispone de mayor tiempo para observarlos y en consecuencia más conciencia para atenderlos, haciendo hincapié en la prevención primaria, ya que las familias están en sus hogares y pueden tener manejos sanitarios correctos a fin de evitar parasitosis o enfermedades zoonoticas».

El especialista recomendaba controlar y cumplir con la vacunación correspondiente, que en el caso de los gatos debe aplicarse la Triple felina y antirrábica, y para los perros aplicar la vacuna decavalente y antirrábica para los perros. Este control debe hacerse en forma anual y cada tres meses, es recomendable la desparasitación.Sobre el trabajo de ALUISA

El especialista indicaba que «los animales no son cosas, sino seres sintientes, asi que es importante ser tenedores responsables, nosotros somos sus tutores y en ese contexto tenemos que brindarles y otorgarles todos los derechos que tienen naturalmente».

«El derecho de los animales es un derecho natural a recorrer su naturaleza. Lo que ocurre es que el hombre, bajo el concepto de predación habilitó la práctica de la caza porque desde el punto de vista antropocentrico hay animales que le afectan en la producción. Tendríamos que replantearnos y resignificar los conceptos de la vida animal y humana. En la actualidad hay un avance en cuanto de la legislación por el derecho animal, como también un replanteo de índole filosófico, que los reconoce como sujetos de derechos (personas no humanas)».

Bajo esta definición, indicaba el veterinario, «permitió concretar acciones que en la practica permitió la liberación de la mona Sandra, o que la elefanta Mara pueda ser reubicada en un santuario, porque sus derechos son inherentes a su propia condición animal».

 

La asociación, como ONG lleva adelante distintos tipos de «legislación a los parlamentos nacional, provincial o municipal a fin de afianzar los derechos de los animales. Uno de esos proyectos corresponde a la «Ley No Más TAS (Tracción Animal a Sangre)» que busca «dignificar los derechos de los carreros y los caballos, quienes son explotados permanentemente, y a través de la legislación pretendemos generar un cambio sustantivo en la calidad de los carreros y lo mismo en los caballos que sufren distintos tipos de violencias», manifestaba el Dr. Di Salvo

Otra de las leyes impulsadas por la organización, trata la prohibición de la faena equina, considerada una problemática y que se relaciona con el cuatrerismo. «Aluisa lo que trata es de dignificar a los ciudadanos y los derechos de los animales y brindar herramientas. Somos la única ONG en argentina que se dedica a esta temática», explicaba.

«Tenemos que replantearnos cuales son los nuevos conceptos que nos sirven para crecer en sociedad. En la actualidad hay un total de 17 partidos políticos animalistas en todo el mundo que tratan esta situación y la problemática, que a medida que avanza el tiempo se va naturalizando», afirmaba el veterinario.